viernes, 14 de julio de 2017

Cinnamon Rolls {Rollos de canela ¡en una hora!}



¡Por fin he hecho esta receta! La tenía en mente desde hace muuuchooooo tiempo, pero nunca me decidía ha hacerla, me daban un poco de respeto. Bueno la verdad que me daban mucho respeto las recetas con masa, fermentados...etc, pero desde hace unos meses, son mis preferidas, mucho más sanas que comprar cualquier dulce en el supermercado, y que satisfacción que salgan ricas y bonitas, jejeje.


Porque no me podéis negar que estos rollitos son PRECIOSOS. Ya no es que estén buenísimos, es que además quedan súper bonitos.


También he de decir que soy muy muy impaciente cuando estoy haciendo algo, y esperar esas largas horas de fermentado...me desespera (aunque ya se que es lo ideal), pero desde que descubrí el truco de los 15-20 minutos en el horno a 80º, soy la mujer mas feliz del planeta.

Una receta deliciosa la que hoy os propongo, y además en 1 hora. Es un poco larga de explicar, pero no os asustéis, que si seguís los pasos no es complicada.


Cinnamon Rolls {Rollos de canela}
(Fuente: canal de YouTube Recetas que funcionan)

Ingredientes (a temperatura ambiente):

Para la masa:
  • 500gr de harina de fuerza
  • 70gr de azúcar
  • 2 huevos L
  • 50gr de mantequilla sin sal
  • 1 cucharada de miel
  • 1 cucharita de sal
  • 25gr de levadura fresca
  • 100ml de leche
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
Para el relleno:
  • Mantequilla sin sal (para pintar la masa)
  • 3-4 cucharadas de azúcar (según vuestro gusto)
  • 3-4 cucharadas de azúcar moreno (según vuestro gusto)
  • 2 cucharadas de canela en polvo (según vuestro gusto)
Para la cobertura:
  • 3 cucharadas de queso crema (tipo Philidelphia)
  • 4-5 cucharadas de azúcar glas
  • 1 nuez de mantequilla
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • 1 chorreoncito de leche
Elaboración:

Comenzamos añadiendo al bol de la amasadora la leche templada (30 segundos en el microondas), la levadura desmigada, el azúcar, la miel, la vainilla, los huevos y la mantequilla (todo a temperatura ambiente). Mezclamos con la amasadora a potencia media-baja durante unos 30 segundos hasta que se mezclen bien los ingredientes. A continuación añadimos la harina junto con la sal y amasamos a potencia baja durante 1 minuto, pasado este tiempo subimos a media potencia y amasamos durante 12 minutos.

Una vez pasados los 12 minutos ya tenemos la masa lista para trabajarla (es un poquito pegajosa).



Echamos un poco de aceite vegetal en la mesa de trabajo, hacemos una bola con la masa, y con la ayuda de un rodillo también engrasado comenzamos a darle forma de rectángulo aproximadamente del tamaño de la bandeja del horno.



Ahora comenzamos con el relleno: Extendemos una capa de mantequilla sobre la superficie de la masa. Lo podéis hacer con una espátula, con la mano o derritiendo la mantequilla en el microondas y utilizando una brocha de silicona. Después espolvoreamos el ázucar (primero el normal y después el azúcar moreno) y por último espolvoreamos la canela.



Una vez terminado esto, comenzamos a enrollar la masa sin apretar (se hace sin dificultad, sin apretar).


Precalentamos el horno a 80º, calor arriba y abajo.

Con la ayuda de un cuchillo, vamos cortando porciones de un grosor de aproximadamente de 2 cm (podemos guiarnos por 2 dedos nuestros) y las vamos colocando en la bandeja de horno cubierta con papel de hornear (también podéis ponerlos en una fuente engrasada con aceite). Tenéis que dejar espacio entre unos y otros ya que crecerán durante el horneado. Una vez que los tenéis todos colocados los aplastamos un poquito con las manos para darle la misma forma a todos (opcional).



Horneamos durante 25 minutos.

Pasado este tiempo y sin abrir el horno, elevamos la temperatura a 180º grados y estarán terminados de hacer en 12-15 minutos (tienen que estar dorados).

Mientras se terminan de hacer preparamos el glaseado, para ello ponemos en un bol el queso crema, la mantequilla y la vainilla y con una varillas manuales lo mezclamos. Añadimos el azúcar y continuamos mezclando hasta obtener una crema sin grumos. Para terminar echamos 2 cucharas de leche para hacerlo mas ligero y mezclamos bien.

Una vez sacados del horno los rollos, dejamos templar un poco, vertemos la crema por encima y con la ayuda de una brocha de silicona extendemos muy bien por toda la superficie.


¡Y listos para devorar! no creo que podáis resistir la tentación de no probarlos antes de que se enfríen, os lo advierto, jeje.

Es más, según mis catadores oficiales, la mejor receta que he hecho hasta ahora (y la verdad que ha dejado el listón muy alto para los próximos dulces...)

Os mando mil besitos, y nos vemos muy pronto con nuevas recetas. Muaksssss



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...