viernes, 12 de mayo de 2017

Tarta de 3 chocolates {Especial Start Wars}



Como os iba adelantando en la receta de TARTA DE GALLETAS Y CREMA DE LIMÓN {SIN GLUTEN} (podéis ver la receta pinchando aquí), la tarta estrella del cumple de este año de mi pequeño Arturo tenía que ser de Star Wars.

Estuve muchos días dándole vueltas de como hacerla (incluso pregunté precios en pastelerías) pero era un reto para mí, y tenía que hacerla yo.


Tenía que hacer 2 tartas el mismo día, así que tampoco podía ser una tarta que fuera trabajosa, las 2 tenían que ser fácil de hacer y por supuesto lo importante estar riquísimas, jejeje.

Así que para esta tarta (después de darle muchas vueltas) me vino a la cabeza la TARTA DE 3 CHOCOLATES, que a parte de no haberla hecho nunca, me venía genial por los colores, para que pegara con la oblea de Darth Vader (el personaje preferido de Arturo...y su padre jiji).


No os podéis imaginar la cara que puso Arturo cuando la saqué con su velita de 3 años. Era justo lo que él había pedido, y yo rellena de orgullo de verlo.


Tarta de 3 chocolates {Especial Star Wars}
(fuente: Nestlé postres)

Ingredientes (para un molde de 24 cm):
  • 150gr de Chocolate Nestlé Postres Negro
  • 150gr de Chocolate Nestlé Postres Blanco
  • 150gr de Chocolate Nestlé Postres Con Leche
  • 150gr de galletas tipo María
  • 75gr de mantequilla sin sal
  • 600ml de nata para montar
  • 750ml de leche
  • 3 sobres de cuajada
  • Para decorar: una oblea, gelatina neutra en polvo y galletas trituradas
Elaboración:

Comenzamos fundiendo la mantequilla en el microondas.

Con la ayuda de una procesador de alimentos (o en una bolsa con el rodillo) trituramos las galletas hasta obtener una textura tipo arena. Mezclamos bien la mantequilla con el polvo de galletas.

Forramos la base de un molde desmontable de 24cm con papel de hornear. Echamos las galletas trituradas y con la ayuda de una cuchara o un vaso las vamos aplanando por toda la base, hasta que quede una capa compacta y por todos lados iguales. Refrigeramos.

A continuación, en un cazo a fuego medio, ponemos a calentar los 150gr de chocolate negro troceado, junto con 200ml de nata y 200ml de leche. Vamos removiendo hasta que se funda por completo.

En un bol pequeño, echamos 50ml de leche y un sobre de cuajada, mezclamos bien y la añadimos a la mezcla anterior. Removemos durante 5-7 minutos hasta que comienza a espesar.

Una vez llegado a este punto, vertemos la mezcla encima de la base de galletas, cayendo primero el chocolate sobre el dorso de una cuchara sopera. Refrigeramos 30 minutos.

Pasado este tiempo lo sacamos del frigorífico y con la ayuda de un tenedor hacemos unas rallas un poco profundas por toda la superficie del chocolate y refrigeramos de nuevo.

Hay que repetir esta operación con los otros 2 chocolates (exceptuando el rallado en la última capa).

Dejar enfriar en la nevera mínimo 6 horas.

A partir de aquí es decorar como más os guste. Yo, por petición, la decoré con una oblea comestible (a continuación os muestro como lo hice), pero podéis decorarla con frutas, escribir con chocolate alguna dedicatoria...

Para la decoración con una oblea de papel comestible:

La verdad que pensaba que me iba a dar mas problema de lo que en realidad es. No necesitáis pegamento, ni crema...simplemente recortáis la foto o el dibujo que queráis poner (si no viene ya recortada) y la colocáis centrada en la tarta.



Con la ayuda de la mano y sin apretar mucho vamos presionando un poquito para que se pegue bien.


Ahora hay que darle brillo al dibujo. Para ello utilicé gelatina neutra en polvo (la compré de la marca Royal), y seguí las instrucciones de la caja (sin complicaciones, disolver el sobre en medio vaso de agua fría, calentar otro medio vaso de agua en el microondas, unirlo con la mezcla anterior y dejar que se enfríe un poco a temperatura ambiente). Una vez hecho, con la ayuda de una brocha de silicona, y con mucho cuidado, sin correr ni apretar, vamos dándole brillo al dibujo. Este es el momento más delicado porque si echas demasiada gelatina al ir pintando con la brocha se pueden ir mezclando los colores al humedecerse. Pero si lo hacéis despacito os saldrá genial (mirar el mío que es negro y blanco y conseguí que no se mezclaran).

Alrededor, para perfeccionar los bordes, había pensado en ponerle moras de gominolas, pero como me habían sobrado galletas trituradas de la decoración de la tarta de galletas y limón, las utilicé para cubrir los bordes, ¡y que acierto!


Una vez colocada la oblea y decorada, hay que dejarla en el frigorífico 2 horas, para que la gelatina solidifique.

¡No me digáis que para ser la primera vez no ha quedado genial! jejeje. Es que estoy muy orgullosa de haberle podido hacer a mi niño la tarta que él quería, y que no fuera un horror!

Espero que os sirva mi idea y si la hacéis y nos la queréis enseñar os invitamos a que os paséis por nuestras redes sociales (acordaros etiquetarnos para que podamos verla).

Hasta pronto.











Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...