viernes, 10 de marzo de 2017

Tarta de hojaldre de manzana y miel de azahar


Os prometo que no os miento si os digo que en dos semanas he hecho esta tarta ¡3 veces!
La primera vez que la probé la había preparado Paco una tarde mientras yo dormía la siesta jejeje. Os voy a ser sinceros, cuando la vi puse buena cara en plan "que mono...me ha hecho una tarta para merendar", pero por dentro estaba pensando..."por dios, como me la como que no me gusta nada de nada la manzana al horno", pero claro...había que probarla y ser agradecida.


Pues cosa de embarazadas...me encantó! (ya me ha pasado con más de una comida en este embarazo...algo que no podía ni verlo ahora me inflo de ello...)

Así que una mañana, antes de salir de trabajar le escribí un mensajillo y le puse "¿Tarta de manzana para desayunar?" y allí la tenía recién sacadita del horno...para comérselo (a Paco digo jejeje)


En fin, que tanto tanto tantísimo me ha gustado que os la tenía que enseñar. Yo he modificado un poco su receta, porque él no le puso compota de manzana, pero tanto con ella como sin ella, de verdad que es una tarta muy fácil de hacer, rápida e ideal si tenéis que llevar postrecillo o detalle a alguna reunión.

Además justo vi una tarta parecida en el blog de Maria Lunarillos que daba unos truquillos para que saliera aún mas rica, así que os los voy también a contar.


Tarta de hojaldre de manzana y miel de azahar

Ingredientes:
  • Compota de manzana (podéis ver la receta aquí)
  • 1 lámina de hojaldre
  • 1 cucharada de mantequilla sin sal
  • Azúcar para espolvorear
  • 4-5 manzanas dulces (todo depende del tamaño, mejor que no os falten)
  • 1 cucharada de miel de azahar (yo utilicé de nuestro colaborador Apivera)
Elaboración:

Precalentamos el horno a 180º, calor arriba y abajo.

Empezaremos desenrollando la lámina de hojaldre y estirándola bien (con las manos). Derretimos la cucharada de mantequilla en el microondas, esperamos que se atempere un poco y con un pincel de silicona pintamos toda la superficie (reservamos la mantequilla que nos quede). A continuación espolvoreamos por encima un poco de azúcar.

Lo que haremos ahora será darle la vuelta al hojaldre para que la parte que tiene la mantequilla y el azúcar quede boca abajo, es decir la que está en contacto con la bandeja del horno, esto hará que al calentarse se caramelice y se ponga la base más firme, y no se quede muy blanda. Para ello colocamos papel de hornear por encima y con un movimiento rápido le damos la vuelta (el papel que venía con la lámina lo retiramos y reservamos, luego nos servirá a la hora de hornear)


Colocamos el hojaldre en la bandeja del horno para seguir trabajándolo.

A continuación, con un tenedor pinchamos el centro, dejando solo sin pinchar los bordes, que será lo que crezca durante el horneado.

Repartimos la compota por la lámina (excepto por los bordes que no hemos agujereado).


Lavamos las manzanas, las descorazonamos y las partimos en láminas (frotar los trocitos con un poquito de limón para evitar que se os oscurezcan mientras las cortáis todas).


Colocamos las láminas de manzana en nuestra tarta hasta cubrirla por completo (excepto los bordes).


Por último, volvemos a pintar las manzanas y los bordes con la mantequilla que nos había sobrado y volvemos a espolvorear azúcar por encima.

Horneamos durante 30 minutos, colocando el papel que venía con el hojaldre por encima para evitar que se nos suba más por algún lado. Si al pasar este
tiempo aun no está doradita, retiramos el papel y horneamos unos 15 minutos más.

Sacamos del horno, calentamos unos segundos la miel en el microondas y con el pincel pintamos toda la tarta con ella.


Dejamos que se enfríe por completo y ya la tenemos lista para probar, o devorar jejeje.


¡Probarla y me contáis!

Nos vemos muy prontito con nuevas recetas.

Os queremos. Muaks





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...