lunes, 7 de agosto de 2017

Bizcocho de plátano, coco y nueces



En casa somos unos apasionados de los bizcochos caseros, la verdad que nada tienen que ver con los comprados, a parte de que sabes perfectamente los ingredientes que lleva puedes hacerlos de mil sabores y formas.


El que hoy os propongo es un bizcocho suave y delicioso. Yo le he puesto nueces, pero podéis añadirle cualquier fruto seco, o pepitas de chocolate...eso ya a gusto del consumidor.


He utilizado un molde de porciones individuales que compré en el Lidl, y quedan super monos, jejeje, pero podéis utilizar el que tengáis en casa, redondo, rectangular...


Bizcocho de plátano, coco y nueces
(Adaptación: Pequerecetas)

Ingredientes:
  • 60gr de mantequilla sin sal
  • 195gr de harina de trigo
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato
  • 1/2 cucharadita de levadura en polvo
  • Pizca de sal
  • 1/4 cucharadita de canela en polvo
  • 1/4 cucharadita de nuez moscada
  • 200gr de azúcar
  • 2 huevos L
  • 1 cucharada de esencia de vainilla
  • 3 plátanos maduros (2 si son muy grandes)
  • 50gr de coco rallado
  • Nueces al gusto
  • Azúcar glas para espolvorear

Elaboración:

Precalentamos el horno a 190º, calor arriba y abajo.

Untamos nuestro molde con mantequilla.

En un bol ponemos todos los ingredientes secos, excepto el azúcar. Reservamos

En el vaso de la batidora ponemos los huevos, la mantequilla, el azúcar, la esencia de vainilla y el plátano cortado en trozos. Batimos. No hace falta que todos los trozos de plátano estén batidos, si queda alguno será un placer encontrarlo en el bocado de bizcocho, jejeje

Añadimos el coco y mezclamos bien.

Pasamos esta crema a un bol grande y vamos añadiéndole poco a poco los ingredientes secos, mezclándolos con movimientos envolventes.

Vertemos la crema en el molde engrasado y horneamos durante 40 minutos (todo depende de vuestro horno, comprobarlo antes de sacarlo) si está húmedo por dentro lo dejamos 10 minutos más.

Pasado este tiempo lo dejamos enfriar en una rejilla.

Por último espolvoreamos azúcar glas por encima.


Una receta muy fácil para compartir en familia ¿verdad?

Espero vuestros comentarios :)

Y si lo hacéis no dudéis en mandarnos la fotillo que la veamos (podéis hacerlo a través de nuestras redes sociales)

Un besote gordo.





viernes, 28 de julio de 2017

Batido de vainilla praliné y nueces


Ainsss que difícil es seguir un poquito de dieta en esta época...y mira que lo intento, que me tengo que quitar unos kilillos de más que me han quedado después de dar a luz.

Pero es que ¡es imposible! hoy he decidido merendar un batido, y no podía ser de fruta...noooo...tenía que ser de helado, y si lleva nata mejor aún. 


Pero oye...¡que me quiten lo bailao! ¿y lo que lo he disfrutado? eso se queda para mí, jijiji.

Con muy poquitos ingredientes, y en muy poquito tiempo preparas este pedazo de receta. 


Batido de vainilla praliné y nueces

Ingredientes (para un vaso como el de la foto):
  • 3 bolas de helado de vainilla praliné con nueces (yo lo compré en el Mercadona)
  • Un vaso de leche fría
  • Un chorreoncito de leche condensada (fría)
  • Nata montada (en spray)
  • Virutas de chocolate
  • Sirope de caramelo

Elaboración:

Ponemos todos los ingredientes en el vaso de la batidora (menos la nata, las virutas de chocolate y el sirope). Batimos bien hasta que todos los ingredientes estén integrados.

Echamos sirope de caramelo en las paredes de nuestro vaso y vertemos el batido en él. 

Decoramos con nata montada y virutas de chocolate.

Servir inmediatamente.


Venga todos a preparar esta delicia...sin mirar atrás ni contar calorías ni cosas de esas raras, que el verano solo es una vez al año...ya tendremos meses de arrepentimiento, jejeje.

Un besote.






viernes, 21 de julio de 2017

Helado de Nesquik y Galletas TostaRica {Receta para hacer con niños, sin heladera}


Si en casa había desde pequeña un desayuno y merienda por excelencia era un buen vaso de leche con Nesquik y galletas. Pero no mojar las galletas y comerlas, no, eso no, hacer lo que yo llamo un "migaillo", jejeje. Echar muchas galletas a la leche, deshacerlas y luego comérnosla a cucharadas!!!

No se si en vuestra casa lo hacíais, pero yo, a día de hoy, con 32 años sigo comiendo este manjar.

La pregunta obligada: ¿de que sois más? ¿de Nesquik o Cola-Cao? yo sin duda...¡de los 2! me encantan.

Y si en casa tu pequeño te pide hacer helado contigo...pues piensas en lo que más te gustaba a su edad, piensas en helado...y te sale esto, jijiji.


Además en 2 versiones, con moldes y sin ellos, para todos los gustos. No necesitas más de 4 ingredientes, un molde para echar la crema y al congelador.


Helado de Nesquik y Galletas TostaRica

Ingredientes (para 8 polos o 9-10 bolas de helado):

  • 200ml de nata para montar
  • 200ml de leche (yo usé semidesnatada)
  • 6 cucharadas de Nesquik
  • 8 galletas TostaRica aproximadamente (algunas más para decorar)
  • 1 cucharada de azúcar (opcional, yo no le echo)

Elaboración:

En el vaso de la batidora ponemos la nata, la leche y el Nesquik y batimos muy bien hasta que se integren.

A continuación rompemos en varios trozos las galletas y las añadimos, removemos con una cuchara para que algunas se deshagan (podéis hacer que todas se ablanden o dejar algunos trozos más duros para luego encontrároslos al comer).

Con esta crema rellenamos los moldes para polos, o la echamos toda en un molde grande para luego sacar las bolas.

Machamos algunas galletas y se las echamos por encima. Congelamos mínimo 6 horas.

Para desmoldar los polos basta con meter el molde debajo de agua templada y saldrán fácilmente.

Para hacer las bolas, dejamos el molde unos minutos a temperatura ambiente y luego nos ayudamos con un sacabolas para hacer las bolas. Antes de servir añadimos por encima un poco de las galletas machacas anteriormente.


¿A que es muy fácil? y con que orgullo se lo comen los niños al saber que lo han hecho ellos jejeje.

Espero que os haya dado una idea genial para combatir este calor. Ya sabéis que si hacéis esta receta o cualquier otra podéis mostrarnoslas por las diferentes redes sociales (¡acordaros de etiquetarnos para que podamos verlas!). Os esperamos.

Un beso enorme.



viernes, 14 de julio de 2017

Cinnamon Rolls {Rollos de canela ¡en una hora!}



¡Por fin he hecho esta receta! La tenía en mente desde hace muuuchooooo tiempo, pero nunca me decidía ha hacerla, me daban un poco de respeto. Bueno la verdad que me daban mucho respeto las recetas con masa, fermentados...etc, pero desde hace unos meses, son mis preferidas, mucho más sanas que comprar cualquier dulce en el supermercado, y que satisfacción que salgan ricas y bonitas, jejeje.


Porque no me podéis negar que estos rollitos son PRECIOSOS. Ya no es que estén buenísimos, es que además quedan súper bonitos.


También he de decir que soy muy muy impaciente cuando estoy haciendo algo, y esperar esas largas horas de fermentado...me desespera (aunque ya se que es lo ideal), pero desde que descubrí el truco de los 15-20 minutos en el horno a 80º, soy la mujer mas feliz del planeta.

Una receta deliciosa la que hoy os propongo, y además en 1 hora. Es un poco larga de explicar, pero no os asustéis, que si seguís los pasos no es complicada.


Cinnamon Rolls {Rollos de canela}
(Fuente: canal de YouTube Recetas que funcionan)

Ingredientes (a temperatura ambiente):

Para la masa:
  • 500gr de harina de fuerza
  • 70gr de azúcar
  • 2 huevos L
  • 50gr de mantequilla sin sal
  • 1 cucharada de miel
  • 1 cucharita de sal
  • 25gr de levadura fresca
  • 100ml de leche
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
Para el relleno:
  • Mantequilla sin sal (para pintar la masa)
  • 3-4 cucharadas de azúcar (según vuestro gusto)
  • 3-4 cucharadas de azúcar moreno (según vuestro gusto)
  • 2 cucharadas de canela en polvo (según vuestro gusto)
Para la cobertura:
  • 3 cucharadas de queso crema (tipo Philidelphia)
  • 4-5 cucharadas de azúcar glas
  • 1 nuez de mantequilla
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • 1 chorreoncito de leche
Elaboración:

Comenzamos añadiendo al bol de la amasadora la leche templada (30 segundos en el microondas), la levadura desmigada, el azúcar, la miel, la vainilla, los huevos y la mantequilla (todo a temperatura ambiente). Mezclamos con la amasadora a potencia media-baja durante unos 30 segundos hasta que se mezclen bien los ingredientes. A continuación añadimos la harina junto con la sal y amasamos a potencia baja durante 1 minuto, pasado este tiempo subimos a media potencia y amasamos durante 12 minutos.

Una vez pasados los 12 minutos ya tenemos la masa lista para trabajarla (es un poquito pegajosa).



Echamos un poco de aceite vegetal en la mesa de trabajo, hacemos una bola con la masa, y con la ayuda de un rodillo también engrasado comenzamos a darle forma de rectángulo aproximadamente del tamaño de la bandeja del horno.



Ahora comenzamos con el relleno: Extendemos una capa de mantequilla sobre la superficie de la masa. Lo podéis hacer con una espátula, con la mano o derritiendo la mantequilla en el microondas y utilizando una brocha de silicona. Después espolvoreamos el ázucar (primero el normal y después el azúcar moreno) y por último espolvoreamos la canela.



Una vez terminado esto, comenzamos a enrollar la masa sin apretar (se hace sin dificultad, sin apretar).


Precalentamos el horno a 80º, calor arriba y abajo.

Con la ayuda de un cuchillo, vamos cortando porciones de un grosor de aproximadamente de 2 cm (podemos guiarnos por 2 dedos nuestros) y las vamos colocando en la bandeja de horno cubierta con papel de hornear (también podéis ponerlos en una fuente engrasada con aceite). Tenéis que dejar espacio entre unos y otros ya que crecerán durante el horneado. Una vez que los tenéis todos colocados los aplastamos un poquito con las manos para darle la misma forma a todos (opcional).



Horneamos durante 25 minutos.

Pasado este tiempo y sin abrir el horno, elevamos la temperatura a 180º grados y estarán terminados de hacer en 12-15 minutos (tienen que estar dorados).

Mientras se terminan de hacer preparamos el glaseado, para ello ponemos en un bol el queso crema, la mantequilla y la vainilla y con una varillas manuales lo mezclamos. Añadimos el azúcar y continuamos mezclando hasta obtener una crema sin grumos. Para terminar echamos 2 cucharas de leche para hacerlo mas ligero y mezclamos bien.

Una vez sacados del horno los rollos, dejamos templar un poco, vertemos la crema por encima y con la ayuda de una brocha de silicona extendemos muy bien por toda la superficie.


¡Y listos para devorar! no creo que podáis resistir la tentación de no probarlos antes de que se enfríen, os lo advierto, jeje.

Es más, según mis catadores oficiales, la mejor receta que he hecho hasta ahora (y la verdad que ha dejado el listón muy alto para los próximos dulces...)

Os mando mil besitos, y nos vemos muy pronto con nuevas recetas. Muaksssss



jueves, 6 de julio de 2017

Tarta de leche condensada y Kiwi {Caja Golosobox}


Hoy os traigo una de esas recetas con la que seguro acertáis en cualquier reunión.

Además la he hecho en tarritos individuales, y son una monería!! pero si no la queréis hacer así, con los ingredientes que os doy podéis hacerla en un molde de unos 20 cm de diámetro.


Este mes ha hecho su lanzamiento Golosobox, ¿y que es Golosobox? pues una delicia!!! jejeje. Si te suscribes puedes recibir cada mes una caja repletita de dulces artesanos: chocolates, mermeladas, pastas...de todos los puntos de España: monasterios, artesanos...

Esta es la caja de Junio


¡Ya no queda nada en casa! Tuve que guardar los sobaos y la mermelada para que durara hasta hacer la receta, jejeje.



En la barra lateral tenéis un enlace directo a su web donde podéis conseguir 5 euros de descuento. ¡No os lo penséis y probarla! Además este mes están de sorteo en su página de Facebook, y si os toca podéis recibir una caja gratis ¿participáis? jejeje.

Yo he utilizado la mermelada de kiwi, limón y tequila (una pasada de rica!!) pero la podéis sustituir por la que más os guste.


Tarta de leche condensada y mermelada de kiwi

Ingredientes:
  • 370gr de leche condensada
  • 370gr de leche evaporada
  • 250gr de queso crema (tipo Philadelphia)
  • 6 hojas de gelatina neutra
  • 3-4 sobaos medianos (alguno más si lo hacéis en un molde grande)
  • Mermelada de kiwi, limón y tequila
Elaboración:

Comenzamos la receta hidratando las hojas de gelatina en agua fría. Reservamos.

Echamos en un cazo los dos tipos de leche (condesanda y evaporada). Calentamos a fuego medio-bajo hasta que este caliente, no hace falta que hierva. Llegado a este punto retiramos del fuego y agregamos las hojas de gelatina previamente escurridas. Mezclamos con unas varillas manuales hasta que este disuelta por completo. Reservamos hasta que se temple.

Mientras se enfría un poco la leche, preparamos la base de nuestras tartas. Para ello he desmigado 3 sobaos, y con la ayuda de una cuchara he vamos rellenando la base de los vasitos. Con un mortero he apretado la base para hacerla compacta (no me cabía otra cosa para, jeje). Si vuestros moldes son cuadrado podéis poner el sobao entero sin desmigar.

Ponemos el queso crema en el vaso de la batidora, añadimos la leche templada y batimos hasta que no queden grumos. Vertemos esta mezcla en nuestros vasitos dejando sin rellenar un dedo aproximadamente. Refrigeramos mínimo 4-6 horas.

Para terminar, echamos una buena capa de mermelada por la superficie.



 Espero que os haya gustado. Os espero muy muy prontito con nuevas recetas.

Besitos amig@s.






jueves, 29 de junio de 2017

Polos de frambuesa y miel de azahar


Ni os podéis imaginar lo que se sufre echando fotos a polos y helados...si no lo habéis hecho nunca os animo a probar...¡uffffff! cuantísimo hay que correrrrrrrr jejeje


Por Instagram {si aún no nos seguís os invito a que os paséis por alli y por las distintas redes sociales} os puse un adelanto de esta receta, y se que muchos la estabais esperando. Y para no haceros sufrir más, aquí esta.


Polos de frambuesas y miel

Ingredientes (para 8 unidades):
  • 4 yogures griegos sin azúcar
  • 200gr de frambuesas
  • 1 cucharada de zumo de limón
  • 2 cucharadas colmadas de miel de azahar (en mi caso de nuestro colaborador Apivera)
  • 25gr de azúcar
Elaboración:

Comenzamos colocando la mitad de las frambuesas (100gr) en un cuenco junto con el zumo de limón y el azúcar. Mezclamos bien y dejamos reposar 10 minutos (si queréis podéis espachurrar con un tenedor algunas para dar mayor colorido a nuestros polos).

En un bol, echamos los 4 yogures junto con las 2 cucharadas de miel y mezclamos muy bien. Cuando hayan pasado los 10 minutos añadimos las frambuesas al yogurt y mezclamos.

Ahora rellenamos con esta crema los moldes de los polos, pero sin llegar hasta arriba, dejaremos unos 2 dedos sin rellenar (para luego hacer la base). Congelamos entre 1 hora y media y 2 horas.

Pasado este tiempo, con un tenedor aplastamos el resto de las frambuesas que nos habían quedado (100gr), y rellenamos con ellas el espacio que habíamos dejado en los moldes (yo solo rellené 4 porque mi peque decía que era tomate y no los quería, así que no me arriesgué a que no se los quisiera comer, jejeje)

Congelamos 4-6 horas.

Para desmoldarlos (cuesta un poquito), meter el molde en una bandeja con agua templada, veréis que en muy pocos minutos podréis tirar poco a poco de ellos.


Una receta muy fácil, ideal para estos días de tantísimo calor que estamos teniendo.

Un beso amigos.

Aprovecho este pequeño espacio para dar una voz de alarma y concienciarnos de lo importante que es cuidar nuestro entorno, nuestros bosques, nuestra fauna...

"Llegará el día en el que la humanidad echará de menos la sombra y el oxígeno del árbol que hizo arder" - Dani Rovira -



lunes, 19 de junio de 2017

Pan de leche {en 50 minutos}



Hoy os traigo una receta que no vais a poder resistir la tentación de hacerla. Además sale así de bien a la primera!!! prometido, jeje.

Yo lo he hecho ya 2 veces, y seguro que lo hago muchas más, porque es muy muy muy fácil y de verdad que queda buenísimo y bonito, ¿a que si?.


Un pan de leche que vale tanto para dulce como para salado, nosotros por ejemplo nos lo desayunamos con una loncha de jamón de pavo, mmmmmm delicioso.

Además sale muy esponjoso, suave. La receta la vi en el canal de YouTube: "Recetas que funcionan", y fue amor a primera vista!! puedo asegurar que el nombre del canal le viene como anillo al dedo, porque funcionar funcionan.
También tienen Facebook por si queréis seguir sus recetas por allí, son fabulosas.


 Pan de leche

Ingredientes:
  • 475gr de harina de fuerza
  • 25gr de levadura fresca (yo uso la del Mercadona)
  • 170ml de leche
  • 70gr de azúcar
  • 2 huevos L
  • 1 cucharada de miel
  • 1 cucharadita de sal
  • 50gr de mantequilla sin sal
Elaboración:

Recordar tener los huevos a temperatura ambiente.

Comenzamos mezclando en el bol de la amasadora (también podéis amasarla a mano, yo en este caso he utilizado el robot) la leche templada junto con la levadura y el azúcar. Removemos bien hasta que la levadura se disuelva.

A continuación añadimos los huevos batidos, la miel y la mantequilla líquida (calentada previamente en el microondas). Volvemos a batir con las varillas hasta que todos los ingredientes estén integrados.

Por último añadimos los ingredientes secos (la harina y la sal).

Ahora toca amasar. Como yo he utilizado la amasadora os voy a explicar como hacerlo (si lo hacéis a mano amasar hasta obtener una masa que no se os pegue a las manos).
En la amasadora amasamos durante un minuto hasta que se comience a formar la masa, después amasamos durante 10 minutos más. Pasado este tiempo tiene que haberse formado una masa muy poco pegajosa (se coge bien con la mano). Si veis que se os pega demasiado añadirle una cucharada más de harina (yo todas las veces que lo he hecho he tenido que añadírsela) y mezclarla bien.

En este punto precalentamos el horno a 80º calor arriba y abajo.

A continuación echamos un poquito de aceite en nuestra mesa de trabajo y en nuestras manos. Cogemos la masa y vamos haciendo bolas de aproximadamente 70-75 gramos.

Engrasamos los moldes que vayamos a utilizar con aceite y vamos colocando las bolas. En mi caso me salieron 10 bolas, por lo que utilicé varios moldes (2 rectangulares y 3 individuales).


Una vez precalentado el horno, metemos los moldes y dejamos que se horneen a 80º durante 20 minutos, veréis que rápido comienzan a doblar el volumen.


Pasado este tiempo y sin abrir el horno, subimos la temperatura a 180º y horneamos 15 minutos más.


Sacamos del horno e inmediatamente los frotamos con mantequilla fría recién sacada de la nevera. Esto hará, a parte de darle mejor aspecto aún si se puede, que duren más días tiernos (bien guardados duran unos 4 días, aunque no creo que os duren tanto). Os podéis ayudar de una brocha de silicona para extender bien la mantequilla por toda la superficie.


Podemos esperar a que se enfríen, pero recién sacados del horno (esperando un poco para no quemarnos) están...para morirse de placer. Además se desmoldan estupendamente tanto en moldes de silicona como de metal (yo tengo de los dos).


¿Os he animado ha hacerlos? seguro que sí, jejeje. Ya os digo que yo los he hecho varias veces ya, incluso con ayuda de Arturo, os podéis imaginar lo fácil que es hacerlos.

Os mando un besito enormeeeeeee y recordaros que nos podéis seguir también por las redes sociales.

Os quiero.





Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...