miércoles, 7 de octubre de 2015

Pastel de coco y chocolate blanco


Que decir de este pastel...bueno según mi madre:
- ¡El mas rico que he probado!

Y lleva razón, yo creo que de todos los que he hecho hasta ahora, este se lleva la medalla de oro.


La receta original no llevaba chocolate blanco, pero como ya sabéis lo que me gusta...improvisé y le eché.




Y el resultado no pudo ser mas acertado. Un pastel con una textura suave, donde se funde el bizcocho con la cremosidad del chocolate derretido. 

Según dicen está mucho más bueno de un día para otro, no puedo confirmarlo, nos lo comimos casi antes de que terminara de enfriarse!!! Cuando lo probéis vais a entender porque, jejeje.

Pastel de Coco y Chocolate Blanco

Ingredientes (para un molde de 18 cm):
Puedes utilizar un molde más grande, lo único que te saldrá menos grueso. En la receta original utilizaban uno de 24 cm.

- 200 gr de azúcar.
- 4 huevos L
- 75 gr de harina de trigo
- 125 gr de coco rallado
- 125 de mantequilla sin sal
- 300 ml de nata para montar
- 180 ml de leche semidesnatada (o la que utilices normalmente)
- 1 cucharada de esencia de vainilla
- 100 gr de chocolate blanco
- Azúcar glas (para espolvorear por encima)

Elaboración:

Comenzamos poniendo en el bol de la batidora los huevos con el azúcar, y batimos con unas varillas hasta obtener una crema que casi haya doblado su volumen.

Calentamos la mantequilla en el microondas hasta que esté liquida, y la incorporamos a la crema anterior junto con la cucharada de esencia de vainilla. Batimos hasta que esté integrada complentamente.

A continuación añadimos la harina, y continuamos batiendo hasta obtener una masa sin grumos.

Incorporamos la nata, la leche y el coco, y removemos bien. Por último troceamos el chocolate blanco y lo añadimos.


Precalentamos el horno a 170º y engrasamos y enharinamos nuestro molde. Vertemos en él la masa de nuestro pastel. ¡Cuidado que la masa es muy muy líquida y podemos derramarla de camino al horno! hacerlo cerca de él.


Horneamos aproximadamente 1 hora (hasta que al introducir un palito salga casi limpio). En mi caso, la superficie se doró muy rápido (ya sabéis mi horno la especialidad que tiene en quemar), así que cuando vi que estaba en el punto de doración perfecto le coloqué papel de aluminio por encima para que no continuase dorándose.

Dejamos que se enfrié antes de desmoldarlo, espolvoreamos azúcar glas a nuestro gusto y a disfrutarlo!!!


(Receta adaptada del blog: Golosilandia)

Podéis seguirnos también en Facebook Twitter. Os esperamos!!
Muchos besitos.

Mayte.
  

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...