viernes, 13 de marzo de 2015

Pan casero

¡Buenas tardes de viernes golosill@s!

Mmmmmm...ya huele a fin de semana, y mi casa huele a...pan casero!!! jajaja me he animado ha hacer mi propio pan, y ha sido una grata sorpresa lo bueno que me ha salido. He de decir que hacer pan conlleva una tarde entera, pero es muy gratificante comer un trocito de algo que has hecho con tanto cariño y mimo.




Empezamos!!

Ingredientes:

- 750 gr de harina de fuerza
- 1 cucharada de levadura seca de panadero (yo utilicé la que venden en el Lidl)
- 1/2 cucharada de sal fina
- 450 cc de agua tibia
- Harina para la mesa

Elaboración:

Para comenzar tamizamos la harina, la levadura y la sal en un cuenco (yo utilice el bol de la amasadora).

Haz un hueco en el centro de la harina y vierte el agua tibia y comienza a remover con las manos a fondo hasta que la masa se despegue de los bordes (yo utilicé la amasadora). Si la masa está demasiado blanda y húmeda, añade algo más de harina, si está muy seca echale un poquito más de agua tibia (yo no necesite ni una cosa ni la otra)



Pasa la masa a la mesa enharinada y amasa a fondo durante 15 minutos. Sujeta la masa con una mano y con la palma de la otra estira la masa hasta que empiece a rasgarse.



A continuación doblala sobre sí misma al mismo tiempo que la retuerces ligeramente.


  

Continua haciendo estos movimientos rítmicos y regulares durante 15 minutos. La masa estará lista cuando no esté pegajosa y esté suave al tacto.

Con un papel de cocina humedecido con aceite unta un cuenco e introduce la masa. Cúbrela con papel film transparente, para mantener la humedad.


Déjala fermentar en un lugar tibio hasta que duplique su volumen, entre 45 minutos y una hora y media (en mi caso fue la hora y media). Se conoce el punto cuando al presionar con el dedo la masa vuelve a su posición inicial lentamente.


Pasa la masa a la mesa de trabajo y amasa en sentido circular, doblando los bordes hacia el centro. Cuando tenga forma redondeada, da la vuelta dejando los pliegues en la base.

Cubre el pan con un trapo limpio y déjalo reposar 10-15 minutos, y repite el amasado anterior para dar forma redonda de nuevo.


Enharina de nuevo la mesa de trabajo y deja fermentar durante 50  minutos.


Precalienta el horno a 230º, e introduce una bandeja de agua caliente en la base del horno para obtener humedad durante el horneado.

Una vez que la masa haya subido lo suficiente, haz unos cortes formando una cruz en la superficie para que se desarrolle más la corteza. Pon la masa en la bandeja y antes de introducirlo pulveriza con agua fresca el horno. El vapor es esencial para la corteza.


A los 20 minutos, retira la bandeja de agua del horno y baja los grados a 200º y continúa horneandolo durante 15 minutos mas. Sabremos que esta hecho cuando al golpear la base con los nudillos suene a hueco.

Déjalo enfriar sobre una rejilla. No lo cortes hasta que esté completamente frío.

Y listo!! 

Este ha sido nuestro desayuno de hoy...


Hacer pan requiere tener mucha paciencia (cosa que a mi me falta) pero la experiencia ha sido muy gratificante. Espero que lo hagáis y me contéis.

Hasta la próxima entrada. Muaks.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...