martes, 20 de enero de 2015

Cupcake (receta básica) decorado con fondant

Muy buenos días de martes desde Granada (que hace un frío...!!!). ¿Que os parecería sorprender a vuestros invitados con estos cupcake decorados con fondant? para empezar a introduciros en este mundillo, hoy os traigo la receta más básica de cupcake, no con ello menos rica. A partir de esta receta podemos ir creando nuevos sabores.


Antes de empezar a meter las manos en la masa os voy a explicar un poco el origen de estas magdalenas tan peculiares, pero que su popularidad se han extendido (y de que manera!) por nuestro país.
El nombre de cupcake significa literalmente pastel-taza, del origen del nombre hay dos versiones, la primera versión es que ese nombre se le dió en el siglo XIX porque se horneaban en tazas de barro individuales (taza es cup en inglés), la segunda versión de la procedencia del nombre es que se debe a la manera de calcular los ingredientes empleados en su elaboración que se miden por tazas.

Ahora sí, empezamos!!

Ingredientes:

- 120 gr de harina de trigo

- 140 gr de azúcar normal
- 1 + 1/2 cucharadita de levadura en polvo (tipo royal)
- Una pizca de sal
- 40 gr de mantequilla sin sal (punto pomada)
- 120 gr de leche
- 1 huevo
- 1 cucharadita de esencia de vainilla

Elaboración:

 En el bol de la amasadora (también lo podéis hacer manualmente, tardareis un poquito más pero el resultado es igual) echamos la harina junto con la levadura tamizadas, la sal y el azúcar, lo mezclamos y a continuación añadimos la mantequilla y volvemos a mezclar hasta que se nos quede una masa con el aspecto de migas de pan.

Por otro lado mezclamos la leche, la esencia de vainilla y el huevo y se lo añadimos a nuestra mezcla anterior. Removemos y mezclamos hasta que quede una masa homogénea, no importa que quede algún grumito (sobre todo si lo hacéis de forma manual).

A continuación precalentamos nuestro horno a 170º.

Colocamos las cápsulas en nuestro molde de cupcake (que si no se nos deforman) y echamos nuestra masa hasta la mitad de cada uno (yo utilizo un sacabolas de helado, así siempre hecho la misma cantidad, pero esto es opcional). No debemos rellenarlos más ya que queremos que más o menos nos queden planos para poder decorarlos, aunque si quedan un poco abultados no pasa nada porque cortamos el sobrante.

Los horneamos durante 15-20 minutos (pero como todo dependerá de vuestro horno, podéis comprobar que están hechos clavándole un palito por el centro y viendo que sale limpio)

Una vez sacados del horno los dejamos enfriar sobre una rejilla.

Decoración:

Hay mil formas de  decorar estos cupcakes, yo os explico estas dos que son muy facilitas, pero  con un poquito de imaginación podéis hacer cualquier cosa, todo es empezar.

Para el cupcake floral: solo necesitáis un cortador redondo del mismo diámetro que  el cupcake y una esteca de concha para poder hacer la textura. Para las flores, existen multitud de decoraciones en grandes almacenes (estas las compre en el lidl), o también podéis hacerlas vosotros mismos con fondant. Estiramos el fondant verde con el rodillo, cortamos con el cortador y hacemos las marcas de hierba con la esteca. Extendemos nocilla, buttercream...por la superficie de nuestro cupcake y pegamos el fondant. Ponemos de nuevo un poquito de nuestra crema para pegar las flores y...listo!!!

Para el cupcake bebe: extendemos el fondant color piel (o rosita) y cortamos con el mismo cortador redondo (reservamos). Con dos bolitas pequeña del mismo color de fondant hacemos las orejitas, aplanandolas un poco y pegándolas con agua a la cara cortada anteriormente. Extendemos el fondant azul y volvemos a cortar con el cortador redondo. Cortamos el circulo por la mitad con un cortapizzas, y lo pegamos en forma de gorrito a nuestra carita (pegamos con agua). Ahora podemos hacer cualquier detalle a nuestro gorro, por ejemplo yo le puse la bolita (ver foto).
Para los ojos cortamos una pajita por la mitad y grabamos la forma en la cara. Con una bolita pequeña hacemos la nariz. Para el chupete hacemos dos bolitas (una mas pequeñita que la otra, de diferente color, y volvemos a pegar). Con una esteca, o con un palito hacemos las pequitas. Extendemos nocilla,  buttercream...por la superficie de nuestro cupcake y pegamos nuestra carita de bebé, y...listo!!

¿Habeis visto que fácil de hacer y lo bonitos que quedan? Ahora os toca probar a vosotros.

Muchos besos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...